Se trata de una práctica que se extiende entre los más jóvenes.

Se trata de una práctica que se extiende entre los más jóvenes.

Los ositos de gelatina pueden parecer inofensivos a primera vista, pero lo que muchos no saben es que pueden convertirse en bocado mortal.

Una alarmante moda ha ido creciendo entre los jóvenes estadounidenses desde el último Halloween. Muchos adolescentes utilizan esta golosina para emborracharse. ¿Cómo? Sumergiéndolos en vodka durante dos o tres días para que los ositos actúen como esponjas y se conviertan en potentes bombas alcohólicas.

El peligro radica en que el sabor del vodka se pierde con el dulzor de las gomitas y de este modo los jóvenes pierden completamente el control de lo que están ingiriendo. Además, su consumo pasa desapercibido ante el ojo adulto.

En Internet se pueden encontrar gran cantidad de páginas y videos que enseñan a preparar gomitas con vodka. La tendencia ha crecido tanto que varias escuelas del país del Norte han dado aviso a los padres para que presten atención si sus hijos comen demasiados dulces.

Si te gustó esta nota, también podés leer las siguientes:

El videojuego sobre sexo e infidelidad del que todo el mundo habla

La “playlist” ideal para una buena noche de sexo

Las fiestas invisibles, una tendencia que crece en el mundo a la hora de divertirse

4 razones para no mezclar sexo y alcohol

¡Atención! 5 alimentos que jamás debes comer mientras conducís

Sólo para valientes: las 6 bebidas más alcohólicas del mundo

5 tragos que un verdadero macho jamás debe beber

Alcohol en pastillas: la nueva moda para no tomar de más