sxc.hu/gokoroko

sxc.hu/gokoroko

Cómo organizar la información académica, personal y profesional para lograr hacer un buen currículum puede ser un desafío. Al momento de buscar trabajo nos hacemos muchas preguntas: ¿Es bueno poner toda la experiencia laboral en él? ¿Conviene incluir los trabajos esporádicos? ¿Qué tipo de letra uso?

Lo primero que hay que decir es que tu currículum no debe tener más de dos páginas. Mientras más fácil de leer sea para quien contrata, más posibilidades hay que efectivamente se interese en él.  Si tienes poca experiencia lo ideal es que logres condensar toda la información en una sola página. No debes perderte en detalles, selecciona las actividades más importantes y tus mayores habilidades.

Siempre es importante el nivel de conocimiento que tengas en idiomas o programas computacionales. Debes categorizarlos en niveles: básico, medio o avanzado, siempre con honestidad. Esos conocimientos eventualmente serán evaluados en la práctica, por lo que no sería bueno quedar en vergüenza exagerando la realidad. Tampoco hay que falsear la información académica, si es que estudiaste alguna carrera que no terminaste debes decirlo.

Cuando a cursos se refiere no conviene enumerar una larga lista de especializaciones si es que no tienen nada que ver con el cargo al cual se postula. Ser vago nunca es una buena referencia. Al momento de detallar la experiencia laboral, debes explicitar el cargo que ocupaste y las funciones que tuviste que realizar en orden cronológico, desde lo más reciente hacia atrás.

No hay que caer en exageraciones en el lenguaje, si bien la entrevista de trabajo es una situación formal el currículum no debe parecer sacado de un diccionario de español antiguo. Usar frases cortas intercaladas por puntos seguidos es una buena manera de hacer la lectura más ágil.

La calidad de la impresión y del papel es algo trascendental, así como también lo son la redacción y la ortografía. Es mejor utilizar tipos de letras más bien simples, como las típicas Times New Roman o Arial.

Lo más importante es recordar que un currículum debe ser breve, por estos días nadie tiene tiempo disponible para leer una mini autobiografía laboral. Además, hay que cuidar los detalles, un buen currículum puede concluir en una entrevista laboral e incluso en una firma de contrato.