Sillón en madera de guindo con lustre blanco, y tapizado estilo cebra (fontenla-furniture)

Sillón en madera de guindo con lustre blanco, y tapizado estilo cebra (fontenla-furniture)

Las creaciones con pieles de animales han sido consideradas un símbolo de status en creencias y ritos de varios grupos étnicos y tribus africanas. En los últimos años, la moda del resto del mundo incorporó el paisaje selvático a sus innovaciones, una tendencia que retoma y repite aún en la actualidad.

Pero el animal print también se bajó de las pasarelas para incorporarse a las ambientaciones más glamorosas y arriesgadas.

Las opciones para decorar un espacio con el estilo de la Sabana africana son varias. Por ejemplo, puedes colocar en el dormitorio un juego de ropa de cama con manchas de diferentes tonos de marrón que aluden a un leopardo, una elección más mesurada que montar todo el living siguiendo la temática de la selva con un tapizado acebrado tanto en las sillas como en los sillones, y almohadones, candelabros y jarrones haciendo juego.

El mercado ofrece varios productos estampados con dibujos de animales o el diseño que simula sus pieles: desde empapelados o papeles pintados hasta veladores con pantallas atigradas, bandejas, manteles individuales, el marco de un espejo de pared, cajas de cartón y vajilla con un set de copas para servir tragos.

Si la intención es sólo dar un toque selvático, lo mejor será elegir objetos protagonistas a partir de los colores que predominen en el ambiente.

Es recomendable no mezclar los estampados en el mismo ambiente. Cada uno de los dibujos del animal print combina con determinados colores que predominen en el lugar, como ser los de cebra, que armonizan con los lugares que tienen blanco y negro; los del tigre, el leopardo o la jirafa, que van de la mano con las tonalidades cálidas o terracota, y los reptiles, con verde, azules o turquesas.

Almohadón moderno y glamoroso de animal print de la firma Muaa (www.muaa.com.ar)

Aunque las telas (sobre todo de algodón y terciopelo) de sello selvático son más vistas y fáciles de conseguir, también existen maderas y metales, entre otros materiales, pintados con el mismo diseño. Además, hay géneros que son más bien una alusión a la piel y que combinan el negro o el blanco típico de la cebra con colores fluorescentes como el fucsia, el naranja o el amarillo.

Otros detalles que refuerzan la decoración que imita las dunas del desierto son los cuadros con animales o paisajes sudafricanos, las piedras y la madera, ya sea elaborada o en su aspecto más natural, las artesanías de figuras típicas del continente africano, tapices rústicos y guardas para las paredes con figuras geométricas como rectángulos, rombos o cuadrados.

El animal print también puede estar presente en el baño: existen novedosos lavabos que imitan de manera perfecta la piel de una serpiente, un cocodrilo y de otros más clásicos como el tigre, la cebra o el leopardo.