Perchero EHR de Fabro hecho con rama de ciprés caída.

Perchero EHR de Fabro hecho con rama de ciprés caída.

Todas las creaciones de la naturaleza son diseños únicos, por lo tanto los objetos más representativos serán aquellos artesanales con formas poco pretenciosas y naturales, como así también todos los elementos hechos con materiales nobles como la piedra, arcilla o madera, o que tengan agua o arena.

En cuanto a los colores, el verde será indispensable para un entorno fresco y relajado que imite a la naturaleza. Otras tonalidades que no pueden faltar son las que tienen las hojas de las plantas y sobre todo las flores, como ser rojos, amarillos, naranjas y terracotas.

Los vidrios decorativos transparentes y traslúcidos hechos con vidrio laminado son una excelente opción para dar a los ambientes un tinte natural. Entre las láminas de los vidrios hay elementos naturales como ser flores, ramas, hojas o rocas.

El mercado ofrece, por ejemplo, un sillón bajo (para estar, de alguna forma, sentado más cerca de la naturaleza) en color verde con la forma de un capullo de flor que crece y florece, o bien la silla Superstructure Easy Chair, diseñada por el sueco Björn Dahlström en madera natural con una estructura de roble que simula los entramados de una hoja.

Las paredes cargadas con plantas como enredaderas o trepadoras no sólo quedan relegadas al jardín, el balcón o la terraza.

Si bien una solución simple son los papeles tapices con motivos de lo más variados como mariposas, hojas o flores, mucho más atrevido y no menos rústico es el Moss House, uno de los proyectos del arquitecto japonés Oki Sato para el estudio Nendo: una casa vieja de madera reciclada en la que todas las paredes mantienen la textura original pero donde también hizo dibujos con musgo natural que trepan por toda la superficie simulando ser empapelado.

Otro sistema novedoso es el Green Wall creado por Indoor Landscaping que consiste en el crecimiento vertical y laminado de plantas naturales para decorar paredes de interiores que generan la sensación de estar en un jardín frondoso, y la vegetación, fijada de manera vertical, al contrario de lo que podría creerse, requiere de poco mantenimiento.

Para una decoración alineada con la naturaleza, recuerde que para los techos y los pisos, dos de las mejores opciones son la madera y la piedra, y evite la naturaleza muerta como los popurrís con flores y pétalos secos, y adorne con floreros de vidrio o frascos transparentes con plantas y flores frescas.