ingimage.com

ingimage.com

Durante la época de las últimas fiestas, la Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Fundación del Cerebro (FdC) incentivó a que se hicieran regalos que estimularan la salud mental.

Aprovechemos el 14 de febrero, Día de San Valentín o de los Enamorados, para retomar la propuesta.

Si bien se trata de una fecha que está íntimamente asociada con los motivos del corazón, estimular la mente tendrá también grandes beneficios: si estamos sanos y mentalmente activos, viviremos relaciones positivas y productivas.

Por eso, ¿qué mejor que incentivar a tu pareja con presentes que activen su materia gris?

Según los expertos, es importante que, tanto en el caso de los adultos como de los niños, se regalen objetos que mantengan a la persona mentalmente activa.

Desde leer y escribir hasta los juegos de mesa o las actividades manuales.

Todas ellas son opciones en las que existe un importante estímulo de las funciones cerebrales, y que aumentan la reserva cognitiva fortaleciendo las conexiones neuronales, manteniéndolas jóvenes.

Quienes ejercitan el cerebro experimentan un menor deterioro cognitivo o bien lo perciben más tarde.

La reserva cognitiva está asociada con un menor riesgo de desarrollar Alzheimer y otros problemas neurológicos.

La mejor manera de ejercitar el cerebro es sorprendiéndolo y sacándolo de su rutina, estimulándolo a través de nuevos retos o emociones diferentes.

Los mejores presentes

Como no podía ser de otra forma, el libro es uno de los grandes elegidos.

Tanto leer como escribir son actividades beneficiosas. Asimismo, leer ayuda a diversificar las lecturas.

Un libro con temáticas novedosas, que despierten la imaginación de nuevos mundos o bien con contenidos que conviertan a alguien en experto.

La narrativa en general ejercita la memoria, ordena ideas e interrelaciona conceptos.

Los juegos son otros grandes aliados (que además podrá compartir contigo). Ellos excitan e imponen un reto al cerebro.

Opta por los sudokus, los crucigramas, puzzles y rompecabezas.

También recuerda aquellos de mesa como ser el ajedrez, las damas, el dominó o las cartas.

Siempre opta por los entretenimientos que demanden una base lógica, una estrategia o visión espacial, e incluso las capacidades verbales y matemáticas.

Hobbies

No hay nada mejor que estimular nuevos hobbies y habilidades. Regálale algún instrumento musical, o bien invítalo a un curso de cocina o algún nuevo idioma.

También podrían ser clases de baile, pintura, fotografía o hasta artesanías y manualidades.

Estas actividades extras colaboran para que eliminemos el estrés.

El ejercicio físico también aporta grandes ventajas: el deportemejora el estado de ánimo e influye de manera positiva en la memoria, controlando la hipertensión arterial, el peor enemigo del buen funcionamiento cerebral.

Viajes

Los cambios de rutina desarrollan la memoria espacial, y qué mejor forma de hacerlo que visitando un lugar en el que nunca hayan estado antes.

Buscar nuevas rutas ayuda a memorizar direcciones, mientras que la alteración de la cotidianidad activa la mente.

Para leer artículos relacionados, ingresa a:

Actividades que hacen bien

Películas lindas de ver