Basta de contar ovejitas. Foto: Inimage.net

Basta de contar ovejitas. Foto: Inimage.net

Irritabilidad, falta de concentración y, por supuesto, agotamiento físico. Esto experimentamos el día después de sobrevivir una noche sin poder dormir.

Los motivos que provocan el insomnio son variados. Entre estos se encuentran: las preocupaciones personales, el estrés, la ansiedad o la depresión. También puede desencadenarse por una gran ingesta de café o cenas muy abundantes.

Para quienes desean tener un sueño placentero, largo y, sobretodo, profundo,  acercamos una serie de consejos prácticos y naturales. 

A conciliar el sueño

- No cenar de forma abundante ni tampoco practicar ayuno a la noche. Porciones medidas, son las recomendables. 

- Carbohidratos como el pan, pastas, batatas, papas oel arrozgeneran una placentera sensación de somnolencia, ya que son procesados por nuestro organismo de forma lenta.

- La banana y yogurt proveen aminoácidos que ayudan a conciliar el sueño. Estos alimentos pueden incluirse en la cena como un rico postre.

- El clásico remedio del vaso de leche calienteantes de dormir para muchos funciona

- Practicar ejercicio por la tarde. Correr, nadar, caminar, andar en bici o hacer pilates, son algunas de las propuestas. El cuerpo libera tensión y demanda descanso para recuperar el desgaste físico.

- Contar con una cama cómoda, evitar que se filtre  luz o que se escuchen ruidos molestos, es una manera de acondicionar la habitación donde duermes para favorecer el sueño

- Prohibido beber café o sus derivados con cafeína -bebidas gasificadas como las colas, el té o el mate

- Evitar conciliar el sueño con la televisión encendida o con video juegos. Es un distractor que mantiene nuestros sentidos enfocados. A algunos les resulta efectivo leer un libro entre la cama porque provoca somnolencia o escuchar música de relajación.